Restaurant 1830 Havana Cuba

malecon habanero restaurant 1830Restaurante 1830 Cuba y su Gente Havana Cuba

Restaurante 1830: emblema culinario habanero

Entre los más gratos recuerdos que conservo de mi infancia, se encuentran aquellos paseos y almuerzos  a los que me llevaba mi madre al acogedor restaurante 1830.

Ir allí, siempre era pretexto de encuentro con amigos, disfrute de excelentes platos y postres y el obligado recorrido por su encantado castillo japonés: pequeña isla llamada “Koisima” situada en el área exterior del refectorio y formada por un acantilado de piedras y caracoles marinos.

Pareciera que fue ayer cuando aún  jugaba a los escondidos con infantes contemporáneos y me escabullía entre sus escalerillas y ocultos escondrijos.

Ubicado al oeste del malecón habanero (Malecón y 22), en el mismo comienzo del Túnel de 5ta avenida, y a pesar de los años transcurridos y sus elevados precios para el “cubano de a pie” en la actualidad, aún se sigue considerando uno de lo más elegantes de la ciudad.

El Restaurant 1830 en Havana Cuba: Su historia se remonta al S XIX e inicialmente se llamaba “Arana”. Su fama la alcanzó gracias a sus especialidades: arroz con pollo a la chorrera y bacalao a la  vizcaína. Actualmente se sirve comida cubana e internacional.

Hacia el S XX devino “Hotel La Mar” y poseía un altar que funcionaba como punto culminante para las procesiones de la Virgen del Carmen que salían de la Iglesia del Carmelo, ubicada en Línea y 16, a unas 4 cuadras de establecimiento.

En los años 20 acoge el nombre de “Villa Miramar” y para la década del 50, arrendada por familia Currais, asume el nombre de “1830”.

Conservando el patrimonio arquitectónico. Restaurant 1830 Havana Cuba

Su construcción aún preserva las características de la época, a pesar de las remodelaciones y restauraciones, el lugar no ha perdido esa esencia que remonta al visitante a un exquisito viaje en el tiempo: las rejas, los vitrales, los balcones de maderas preciosas torneadas, los grandes salones con sus respectivos decorados y el ambiente recreado en general, perpetúan la exquisitez neoclásica.

Con capacidad para 200 comensales, el Restaurant 1830 dispone de ofertas especializadas y en sus diversos salones se brindan servicios de alquiler y buffet para celebraciones  relevantes como aniversarios, cenas de negocios, almuerzos especiales y bodas. De igual manera, su cabaret “Jardines del 1830” ofrece, además, espectáculos musicales, talleres para clases de salsa, noches de fiesta, entre otros.

Revista Impresa desde Miami